3/2/15

ERMITA VIRGEN DEL CONGOST II DE CHIRIVETA

     
Situación de la ermita

Llegada a la ermita

Ábside

Interior

Hace unas semanas visité la ermita Virgen del Congost II de Chiriveta. La llamo así para diferenciarla de la ermita Virgen del Congost situada a poco más de un kilómetro en línea recta de ésta. 
La mejor manera de llegar hasta ella es en canoa, ya que se sitúa a la salida del congosto de Montrebey, intentar llegar a ella a pie es una auténtica aventura.
Posiblemente ha sido la ermita (junto a la de San Cristóbal, del despoblado de Ministerio) que más me costó localizar, dado que generalmente no utilizo GPS ni coordenadas. Siempre he preferido guiarme por mi intuición, con el apoyo de algunas notas y planos hechos por mí el día de antes, aún a riesgo de poder volver a casa de vacío, como ya me ha ocurrido en varias ocasiones.

Así llegué hasta la ermita: Dejé el coche en Chiriveta. La pista de inicio está bien, pero empeora progresivamente. De todas formas cuando llevas poco más de 2 kilómetros hay una inoportuna cadena y allí hubiera tenido que dejar el coche. Es allí cuando comienza el desnivel, en la cadena. No sé cuanto desnivel hay en total, mucho. Desde Chiriveta hasta Mongay hay unos 5200 metros, precisamente en Mongay, acaba la pista. Desde Mongay hasta la ermita hay unos 2300 metros, pero no hay camino ni senda evidente, o no supe encontrarlo. Hay que pasar unos campos de labor yermos hace años, saltando bancales, algunos bastante altos. También hay que salvar un cortado, donde un resbalón podría ser fatal. En cuanto tuve ocasión bajé a un barranco, con mucho cuidado pues la bajada era complicada, sabía que desembocaba a los pies de la ermita. El problema es que estaba helado, había que andar con cuidado, a pesar de la precaución con la que anduve hubo un par de culetazos en el hielo. Al final llegué al pantano y vi la ermita sobre un pequeño espolón, otra pequeña subida y listo… estaba en la ermita, una alegría inmensa, que felicidad!! 


Estos fueron mis tiempos, sin prisa, pero sin ninguna pausa. 


Salida de Chiriveta 09:09 horas 

Llegada a la ermita 11.46 horas 
Salida de la ermita 12.28 horas 
Llegada a Chiriveta 14.39 horas 


La ermita en sí consta de una nave orientada al este finalizada en ábside semicircular. Centra el ábside un vano aspillerado de doble derrama. En el interior la maleza manda, todavía se advierte el arranque de la bóveda de horno que cubría el cilindro absidal. La puerta de acceso se situaba en el muro oeste.


Sin duda fue una excursión muy especial, una ermita a la que le tenía muchas ganas, un reto personal, un pequeño desafío. Era perfectamente consciente de que hasta esta ermita no había llegado mucha gente, al menos en las últimas décadas. Lugares como este te hacen sentir sensaciones especiales, indescriptibles, te hacen sentir un privilegiado, aunque realmente creo que lo soy, pues puedo sentir el lenguaje de las viejas piedras. 

Espero algún día, ya con más calma, y ya conociendo el camino, pueda volver y disfrutar más tranquilamente de esta vieja ermita.


4 comentarios:

  1. Enhorabuena. Yo solamante la he imaginado desde la distancia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Julio. Es un lugar mágico, a pesar de la dificultad de algún tramo, mereció la pena.

      Eliminar
  2. Buenas tarde, en el blog de Habitantes de la Nada describe bastante bien el trayecto.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto!!, grande Riviere, todo en maestro en Ribagorza.

      Eliminar